<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=1902477713099717&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">
Tiempo de leer 2min
NEC
21 jul 2022

La Inteligencia Artificial como motor de transformación digital en la salud

A raíz de la transformación digital, Salud 4.0 reúne tecnología y conocimiento para mejorar la calidad de vida de las personas.

Hace unos años, la telemedicina era un tema que todavía se debatía ocasionalmente y todavía estaba en el centro de atención. Con la llegada y posterior superación de la pandemia de 2020, la situación es completamente diferente. Los avances en las tecnologías de conectividad y la aprobación de la práctica de la medicina remota por parte de los organismos reguladores han hecho de esta práctica algo común y altamente beneficioso para la sociedad. Y esto es solo el comienzo de una importante evolución técnica en el área de la salud.

Además de la mejor capacidad para consultas a distancia, la medicina cuenta hoy en día con una serie de novedades que aportan agilidad y precisión a los diagnósticos y tratamientos, mejorando sustancialmente la calidad de vida y la recuperación de los pacientes. Un buen ejemplo de esto es la introducción de la inteligencia artificial (IA) en diversas actividades hospitalarias, desde el triage hasta los exámenes y otras áreas fundamentales de la atención sanitaria. Para ilustrar esta nueva realidad, se puede consultar algunos ejemplos de cómo esta tecnología está aumentando el rendimiento asistencial en algunos de los mejores hospitales del país.

Prevención de enfermedades y diagnóstico precoz

El avance de la IA permite un grado mucho mayor de precisión en los exámenes de varios tipos, incluidos los recuentos sanguíneos, las biopsias y los diversos tipos de diagnóstico por imágenes. Al aplicar la inteligencia artificial en estos contextos, los médicos cuentan con una valiosa ayuda, que permite visualizar claramente problemas como la embolia pulmonar en casos de interacción prolongada, sangrado intracraneal e intestinal y principios de fracturas cervicales, entre muchos otros.

A través de la IA, problemas como estos se pueden identificar en sus etapas más tempranas, evitando que empeoren y poniendo en peligro la vida de los pacientes, lo que contribuye a hospitalizaciones más cortas y una mejor recuperación. Del mismo modo, las enfermedades graves se pueden identificar de antemano, lo que garantiza el inicio acelerado del tratamiento y aumenta las posibilidades de recuperación.

Sin embargo, la amplia adopción de esta tecnología requiere la preparación de los hospitales en su infraestructura de TI para poder hacer frente a la enorme cantidad de datos generados y procesados por las plataformas de IA. Así, una opción que ha sido cada vez más elegida por estas organizaciones es la migración a la nube, actuando en modalidades híbridas la mayor parte del tiempo. Con la nube, el hospital gana escalabilidad y aprovecha todo el poder de la IA sin necesariamente invertir grandes cantidades en equipos e infraestructura física en las instalaciones.

Información basada en datos fiables

Además de ayudar al individuo, las nuevas tecnologías de análisis de salud 4.0 permiten identificar las tendencias de la población mediante la comparación de los resultados de las pruebas. Problemas como la diabetes, las enfermedades cardíacas, las psicopatologías y otros problemas se pueden identificar en grandes muestras de población con precisión, identificando los grupos de riesgo y las tendencias en el aumento de los casos. Esto, a su vez, permite al gobierno y a las agencias de salud desarrollar programas de prevención, que incluyen incentivos para el ejercicio, consejos alimenticios y calidad de vida, entre otros.

Así, la tecnología permite ver problemas que aún no están consolidados, evitando que se vuelvan dañinos a nivel poblacional, salvando vidas y evitando la sobrecarga del sistema sanitario.

Robotización farmacéutica y producción de medicamentos 

En casos de hospitalizaciones y tratamientos de alta complejidad, las nuevas tecnologías pueden ser muy útiles, generando tratamientos específicos y combinaciones de medicamentos para el caso concreto de cada paciente. Al analizar los últimos escaneos e indicadores, las herramientas de IA pueden sugerir combinaciones optimizadas para cada caso, maximizando su efectividad.

Un ejemplo de este tipo de aplicación es el caso de éxito de NEC en un hospital donde el tratamiento del cáncer ha sido optimizado por IA, creando combinaciones específicas de medicamentos basados en los exámenes de los pacientes, haciéndolo mucho más eficiente.

Para las organizaciones de salud, la adopción de tecnologías en la nube, el aprendizaje automático, la IA, entre otros, es la puerta de entrada a una nueva era de eficiencia y resultados, en la que los pacientes son los mayores beneficiarios. Para ellos, NEC se erige como un socio de alto nivel, que pone su tradición centenaria en la excelencia operativa al servicio de la salud y el bienestar de la población, a través de tecnología e innovación de vanguardia.